Si bien es uno de los deseos más frecuentes cuando se acude a un gimnasio – tanto para hombres como para mujeres – levantar, tonificar y desarrollar los glúteos no es tarea sencilla. Por eso, uno de los pasos más importantes, es tener perfectamente en claro cuáles son los ejercicios y, especialmente, las máquinas que nos ayudarán a alcanzar nuestro objetivo.

En este artículo, hablaremos de las distintas máquinas que funcionan para el desarrollo y la mejora de los glúteos.

¿A qué máquinas acudo?

Si tu objetivo es obtener músculos del glúteo grandes, firmes y redondeados, estas son las máquinas que te pueden ayudar:

Caminadora

caminadora

¡Así es! La clásica y ya conocida cinta o caminadora. Cuando utilizamos esta máquina, estamos agregando a nuestra rutina un ejercicio cardiovascular. Esto, ayuda fuertemente a la quema de calorías, por lo que fomenta la pérdida del exceso de grasas. Una excelente manera de complementar esto para que nos ayude a formar los glúteos, es utilizando la caminadora con una cierta inclinación, que oscile entre el 10% y el 15%.

Al mismo tiempo, es necesario utilizar esta máquina a una velocidad que nos permita sentir que estamos quemando calorías. Lo ideal es que la caminata sea rápida y manteniendo los brazos al costado de nuestro cuerpo, acompañando nuestro paso (es decir, es importante no sostenerse de las barras de seguridad de la caminadora, a menos que resulte absolutamente necesario).

Máquina de curl de isquiotibiales

maquina-curl

Si bien esta máquina cuenta con diversos usos, el que nos importa a nosotros en este caso, es el que nos ayuda a formar nuestros glúteos. Para ello, se la utiliza manteniéndose recostado sobre el abdomen y flexionando las rodillas contra un peso específico. Si bien esta máquina trabaja en mayor medida los músculos responsables de flexionar las rodillas, éstos requieren, necesariamente, de la ayuda de los glúteos para efectuar correctamente su trabajo.

Prensa de piernas

prensa-piernas

Esta máquina es una de las más variables que vas a encontrar en el gimnasio, siendo muchos los usos que pueden dársele. Para utilizar esta máquina de la mejor manera para trabajar los glúteos, es haciendo prensas de una sola pierna. Para ello, vamos a poner un solo pie sobre la plataforma, dejando el otro en el piso. La pierna que esté sobre la plataforma, la vamos a flexionar, procediendo a contraer los glúteos y presionando la plataforma con dirección hacia arriba nuevamente.

Poleas

poleas

Todos los gimnasios, en general, cuentan con una máquina de poleas. Para trabajar los glúteos, se debe ajustar una polea a cada pierna (sosteniéndola en el área de los tobillos), lo más cerca del piso posible. Nos colocamos de frente a la máquina, nos sostenemos con las manos y vamos a hacer una patada hacia atrás, elevando el tobillo lo más posible.

 

Una aplicación correcta y una buena combinación de ejercicios de las distintas máquinas mencionadas con anterioridad, puede brindar excelentes y rápidos resultados en lo que respecta al desarrollo y a la tonicidad del área de los glúteos, tanto en hombres como en mujeres.